domingo, 19 de junio de 2016

Reseña: Divergente

DATOS DEL LIBRO

Título: Divergente
Título original: Divergent
Autor: Veronica Roth
Año: 2011
Editorial: Molino
Traducción: Pilar Ramírez Tello

Sinopsis: En el Chicago distópico de Beatrice Prior, la sociedad está dividida en cinco facciones, cada una de ellas dedicada a cultivar una virtud concreta: Verdad (los sinceros), Abnegación (los altruistas), Osadía (los valientes), Cordialidad (los pacíficos) y Erudición (los inteligentes). En una ceremonia anual, todos los chicos de dieciséis años deben decidir a qué facción dedicarán el resto de sus vidas. Beatrice tiene que elegir entre quedarse con su familia y ser quien realmente es, no puede tener ambas cosas. Así que toma una decisión que sorprenderá a todo el mundo, incluida ella.

«Me digo que debo contar hasta tres y que, cuando acabe, seguiré adelante.»

En esta reseña no hay spoilers demasiado importantes, pero recomiendo no seguir si el lector no quiere saber ni un solo detalle más del necesario.

Esta novela trata sobre una sociedad distópica, un tema que se prodiga mucho por los libros de literatura juvenil de hoy en día, en la que los jóvenes deben elegir a qué facción servir para el resto de sus vidas en base a las cualidades que tienen según una especie de prueba de aptitud que realizan. Una vez pasan esta prueba pueden elegir si quedarse en la facción en la que han nacido o cambiarse a otra que se adecúe más a sus cualidades. Lo normal es que la prueba solo marque una aptitud dominante en el candidato, pero si marca más de una aptitud significa que son divergentes y esto los pone automáticamente en peligro. Tris y Caleb Prior son dos hermanos criados en Abnegación que deben elegir su facción en la misma ceremonia, y para sorpresa de todos ambos eligen dejar Abnegación; Tris escoge Osadía y Caleb escoge Erudición, algo que no sienta bien a su padre ya que en la facción de Abnegación se encargan del control del gobierno y desde Erudición quieren obtener el control ellos por lo que hay muchas tensiones. Aunque como podéis imaginar, Tris, como buena protagonista, da resultados de divergente, pero la persona que le hace la prueba los oculta para que no se sepa. El resto del libro narra cómo Tris tiene que enfrentarse a la iniciación de osadía, en la que solo se clasificarán unos cuantos para formar parte de la facción, los demás pasarán a ser sin facción. Y se va a encontrar con todo tipo de gente y de situaciones que no se lo van a poner nada fácil.

Hasta aquí lo que es la sinopsis. Comenzaré diciendo que la idea que se forma en la trama de este libro no está del todo mal. Dentro de que es muy como todo lo que se ve ahora, es medio original. Es una sociedad distópica pero en un principio tienen el poder de elegir y, aunque no viven con sus familias si cambian de facción, pueden seguir viéndola así que no es una opresión tremenda. Es quizás algo más original que muchos otros, pero ahí acaba la cosa. Este primer libro estaba medio bien en el sentido de que es un poco un libro introductorio, entonces se centran casi la mayor parte del tiempo en explicar esta sociedad y en narrar la iniciación de Tris, así que en general es bastante entretenido, pero eso es quizás lo único bueno de toda la trilogía. Tampoco lo puedo asegurar completamente, porque no he leído el último libro y del segundo no pasé de la página 100, pero para mí desde luego esto es una realidad, lo único bueno de esta trilogía es esta iniciación. Es que me leería el libro otra vez nada más que por esto (aunque en realidad no lo haría porque ya hay una película y salen Miles Teller y Ansel Elgort así que para qué perder el tiempo releyendo cuando puedo alegrarme la vista), pero bueno, lo que quiero transmitir es que esa parte me gusta y está muy bien, pero se la cargan dos cosas que a su vez se cargan la trilogía entera.

La primera gran pega de estos libros para mí es que todos los personajes tienen un guantazo en la cara. En serio, me parecen todos insufribles. Empezando por Tris con la que no conecté nada pero nada de nada por esa actitud tan extrañamente fría que tiene a veces a la que no le veo sentido ninguno y siguiendo por todos los demás. Prácticamente nadie me cae bien, NADIE. Ni su hermano, ni Cuatro, ni sus amigos en Osadía, nadie. Uriah me cae medio bien pero sale dos ratos nada más, y Peter no me cae bien porque es malo malísimo pero al menos es malo malísimo y no es un bueno que te cae como una patada en el hígado, así que minipunto por eso.

Y la otra cosa que se carga esto para mí y aquí hay spoilers para quien no se haya leído este libro: *SPOILER* ¿Ya de rebelión al final del libro? ¿¡EN SERIO!? Esto es como Los juegos del hambre pero quitando la parte chula y dejando una copia mala de Sinsajo en repetición durante unas 800 páginas. Y a mí me encanta Sinsajo, pero la trilogía de Divergente se me queda muy flojita y muy aburrida con tanta guerra ya tan temprano. *FIN DEL SPOILER*

En realidad creo que no tengo nada más que decir de este libro. Le concedo que se lee muy rápido y que la historia de esta primera entrega es medio interesante, pero estos personajes que no son de mi agrado y el exceso de sociedades distópicas que hay en la literatura juvenil actual hacen que para mí Divergente se quede muy muy flojito, hasta tal punto que ni las películas aparte de la primera he visto. Pero tampoco os baséis solo en mi opinión, porque el enorme fanbase que tiene no puede estar equivocado al completo, es simplemente que esta trilogía no es para mí.

Por todo esto le voy a conceder a Divergente como libro aislado unas 3 estrellas. Como trilogía no creo que llegase al 2.
Dónde leí este libro: Bajo la luz del flexo porque estaba en época de exámenes. Qué lejano me resulta ya todo.

La cita que he elegido: La he elegido porque si algo bueno tiene Tris es que le echa bastante valor al asunto y tiene mucha fuerza. Pero por lo demás, meh, no me gusta.

¿Y vosotros qué opináis? ¿Sois más indulgentes que yo con este libro? ¿Forma parte de vuestras lecturas favoritas? Contadme, que tengo mucha curiosidad.

¡Hasta pronto!

jueves, 16 de junio de 2016

Reseña: Doble Zero


**ESTA RESEÑA CONTIENE SPOILERS EN SU TOTALIDAD DE LA PRIMERA PARTE DE ESTA SERIE, ZERO. NO SIGAS LEYENDO SI NO HAS LEÍDO ZERO. EN SU LUGAR, PUEDES EMPEZAR POR LA RESEÑA DE ZERO QUE SE PUEDE LEER AQUÍ**

DATOS DEL LIBRO

Título: Doble Zero
Autora: Morgan Dark
Año: 2016
Editorial: Rubiños 1860

Sinopsis: Ha pasado un mes desde que Kyle se enfrentara al mejor detective de Los Ángeles. Todo parece haber regresado a la normalidad… hasta que un misterioso ladrón oculto tras una máscara de oro irrumpe en la ciudad haciéndose pasar por Zero y empieza a robar las valiosas joyas de la familia Blake. Inmerso en una carrera contrarreloj en la que estará en juego su vida y a de sus amigos, Kyle tendrá 48 horas para derrotar a este desconocido imitador, un peligroso rival que parece saber todo de él. Incluido su pasado…

«Los fantasmas del pasado ya están aquí.»

Ay, ay, ay la que me están montando entre todos. Van a acabar conmigo. En esta historia, Kyle recupera su vida y sus recuerdos y puede volver a cómo era todo antes de los eventos que se suceden en Zero. O eso cree él, porque está dispuesto a seguir con su misión de recuperar el patrimonio de los Blake de manos de sus asesinos, pero no lo va a tener nada fácil. Porque hay un señor (y digo señor por decir algo) que anda por ahí actuando como Zero, pero de forma mucho más radical, porque aparte de robar se carga a todo el que pilla. Y no solo quiere robar, tiene un plan mucho más serio para el que necesita la ayuda de Kyle, y la forma de conseguirla será amenazándolo con la vida de sus amigos, así que no le queda otra que hacer lo que este señor, que se hace llamar One, quiere de él. Deberá olvidar su venganza de momento y centrarse en salvar no solo su pellejo si no también el de sus buenos amigos.

Este libro es ligeramente peor que el primero, pero eso no quiere decir que sea malo, ni mucho menos, solo que el otro tiene algo más interesante en él. Me explico mejor; Zero es mucho más misterioso que Doble Zero en mi opinión, y, aunque ambos libros enganchan mucho, con Zero se siente más la necesidad de seguir leyendo para saber qué está pasando y quién es quién. En Doble Zero también hay misterio, por supuesto, pero está presentado de una forma diferente que, aunque por supuesto despierta mucho interés, no es de esa misma forma que parecía casi una necesidad saber quién era Zero. 

Con respecto a la narración, siguen siendo capítulos relativamente cortos y muy continuados en el tiempo, por lo que se lee bien rápido. Este libro es algo más corto que Zero, así que eso junto con que me los he leído seguidos me ha dado la sensación casi de estar leyendo un mismo libro largo. La trama también es bastante interesante, aunque a veces puede parecer un poquito más forzada que en Zero. Tiene cosas muy buenas, como que por fin conocemos al verdadero Kyle y podemos ver cómo es su relación con sus verdaderos amigos y sus sentimientos hacia sus supuestos amigos (esto último a veces me resultaba un pelín forzado, estoy segura de que tantísima tirria no les puede tener) y eso es algo que se agradece, aunque a mí, que gusta un romance más que a un tonto un lápiz, me hubiera gustado un poquito más de acción en ese sentido. Tengo mis esperanzas puestas en Zero 3 (lo he llamado así por referirme a él de alguna forma) de momento, ya veremos. También tiene mucho misterio, pero en este libro hay un poco más de ese ambiente «sobrenatural» que se dejaba entrever en Zero, así que en ese sentido resulta un poco menos realista (todo lo realista que pueda ser un libro sobre un ladrón adolescente de la alta sociedad, no sé si me entendéis). Pero, en términos generales, es casi tan adictivo como el primero y deja al lector con muchísimas ganas de leer Zero 3, porque OH.DIOS.MÍO. 

En este párrafo que sigue voy a hablar de lo que yo creo que va a pasar al final de Zero 3. Realmente no puedo decir que esto sean spoilers, porque no sé absolutamente nada sobre ese libro, pero estas son las corazonadas que me dan a mí después de leer. Lo aviso por si alguien no quiere leer estas «predicciones» que me aventuro a hacer (aunque si os animáis a leerlas y luego las comentamos me haréis la más feliz del mundo). Allá va: tengo un mal presentimiento de que más de uno va a morir al final. Y tengo el horrible presentimiento de que Kyle podría morir. Y yo no quiero que Kyle muera por nada del mundo es como una versión vengativa y superpoderosa de Kat y Hale fusionados (si no sabéis quiénes son Kat y Hale es que no sabéis lo que os estáis perdiendo) pero muy diferente a la vez, no sé explicarlo, es un personaje que me gusta mucho y que ha pasado por tanto que quiero que le vaya muy bien en la vida y con sus amigos. Pero si no muere él, ya morirá alguno de sus amigos y eso me mata por dentro. En fin, no sé qué va a pasar, pero me llega el olor a sangre desde aquí y me da mucho miedete. 

En fin, esto, queridos lectores, es todo lo que puedo deciros hoy de Doble Zero. Os recomiendo, en primer lugar y si no lo habéis hecho, que leáis Zero YA, y luego sigáis porque merece mucho la pena y así podemos darnos consuelo unos a otros mientras esperamos la tercera parte.

Por todo esto le voy a dar a Doble Zero una puntuación de 4 sobre 5.
Dónde lo he leído: En trenes y autobuses y un poco de sofá, por seguir con la tónica habitual últimamente.

La cita que he elegido: Porque va muy bien con la cita que escogí para la reseña de Zero. Cuando lo leáis, veréis a que se refiere y os quedaréis de piedra.

Y esto es todo, amigos. Volveré lo antes que puede con vosotros.

¡Nos leemos pronto!

domingo, 12 de junio de 2016

Reseña: Zero

DATOS DEL LIBRO

Título: Zero
Autora: Morgan Dark
Año: 2015
Editorial: Rubiños 1860

Sinopsis: Un enigmático ladrón. Un misterio escondido durante años. Y un internado elitista en el que nadie es quien dice ser. Kyle Bradford es el estudiante más envidiado de Drayton College pero todo cambia cuando una peligrosa sombra empieza a acecharle desde la oscuridad. A partir de entonces su vida se desmorona. Convertido injustamente en el principal sospechoso de los robos que están aterrorizando a la alta sociedad, tendrá que demostrar su inocencia y para ello deberá encontrar al verdadero culpable: Zero, un delincuente infalible cuya identidad se oculta bajo una máscara de plata. Lo que Kyle ignora es que su enemigo guarda un secreto por el que está dispuesto a sacrificarlo todo. Un thriller vertiginoso y arrollador que no podrás dejar de leer.

«Los fantasmas del pasado siempre vuelven.»

Como ya sabéis por entradas anteriores, el sábado 4 de junio pude asistir por primera vez a la Blogger Lit Con, y uno de los primeros eventos programados para ese día era un encuentro y gymkhana con Morgan Dark al que decidimos asistir. Allí nos habló de esta novela, que despertó muchísimo mi interés (sobre todo porque parece ser que los libros sobre ladrones me van mucho). Lo que me llevó a tomar la decisión definitiva de que tenía que leer este libro y cuanto antes es que, en la gymkhana, el premio para los dos equipos ganadores era un ejemplar de la segunda parte de Zero, Doble Zero, que todavía no había salido a la venta (ahora ya sí, salió a la venta el 9 de junio). Y, contra todo pronóstico, mi equipo fue uno de los ganadores, pero la historia más detallada la dejo para la crónica de la BLC 2016 que os traeré muy pronto. 

Bueno, como podéis leer en la sinopsis, Kyle es un chico rico que va a un prestigioso internado donde se codea con los hijos de todos los miembros de la alta sociedad de Los Ángeles. Parece un chico con una vida bastante normal, quitando el pequeño detalle de que sus padres murieron y lo adoptó una amiga de ellos que permite que pueda seguir con una vida muy parecida (y lujosa) a la que llevaba antes. Es uno de los chicos más populares del internado, está siempre metiéndose en líos con sus mejores amigos, y vive una vida llena de lujos y eventos que más de uno envidiaría. Pero la cosa se tuerce cuando empieza a recibir mensajes y «obsequios» por parte de Zero, el misterioso ladrón de los cien millones de dólares al que persigue la policía y que pretende inculparle a él de sus robos para que la atención de los detectives se centre en Kyle y él pueda salir airoso. Por ello, Kyle debe intentar evitar que nadie lo encuentre con los objetos robados de Zero, porque acabaría en la cárcel, así que intenta dar con la identidad del ladrón para así acabar con esta situación.

No sé ni por dónde empezar con este libro. Conforme lo iba leyendo me recordaba en algunos aspectos a El señor de los ladrones de Cornelia Funke, aunque si me paro a pensarlo no se parecen mucho entre sí, pero hay algo en él que me ha transportado como si de un déjà vu se tratase a la lectura de la novela de Funke años atrás. Así que, de entrada, os recomiendo que leáis Zero si en su día leísteis El señor de los ladrones y lo disfrutasteis. 

Concluido este pequeño comienzo que más que eso parece un paréntesis, empezaré con mi opinión sobre Zero. Esta novela me ha tenido tres días en vilo con ganas de leer y leer y leer. El caso es que al principio parece que no pasan muchas cosas, o que las cosas que pasan son muy normales o que te las podrías esperar fácilmente en un libro de este tipo, pero aun así con sus capítulos cortos y rápidos hace que cualquier cosa que pase te haga querer saber más, más y más, dado que todo está cubierto por un importante halo de misterio hasta prácticamente el final, con algún que otro detalle aquí y allá pensado para que tomes tus propias conclusiones, muchas veces erróneas, y conviertas el afán de Kyle por descubrir quién es Zero en el tuyo propio. Vaya, que te rayas hasta en sueños pensando en quién será Zero. A mí, normalmente, esto de las conclusiones precipitadas se me da regular, porque nunca suelo adivinar quién es el culpable, pero en este caso he de decir que, aunque no descubrí todo el pastel (qué más quisiera yo) sí que se me pasaron por la cabeza muchas de las cosas que al final son ciertas y durante algunos capítulos tuve una idea en la cabeza que resultó ser parcialmente cierta y me hizo sentirme muy lista. Yo soy feliz con poco.

Los personajes están bastante bien, y me encanta que hay muchos que no son lo que aparentan, pero no quiero hablar sobre ellos porque si os digo ahora «me encanta X personaje» y os leéis el libro vais a pasar mucho tiempo en plan «¿WTF la loca esta?» y sería un poco spoiler. Kyle, el protagonista, aunque a veces es una mijilla peliculero, me gusta porque, algunas frivolidades aparte, tiene mucho valor para enfrentarse a toda esta situación. Y bueno, me ha caído en gracia, y esto está bien porque si lo odiara mientras me leo un libro narrado en primera persona por él pues sería un poco como un suplicio. 

También hay un cierto componente llamémoslo «sobrenatural» en toda esta historia, aunque por lo general parece una historia normal de un ladrón de la alta sociedad, aunque a veces algo fantasiosa pero bueno, esto no supone ningún tipo de problema ni nada de nada.

En definitiva, creo que Zero es una novelaza, que engancha de principio a fin y que te tiene pensando día y noche en quién es quién y qué es lo que va a pasar ahora. Un libro en cierto modo distinto a lo que se lee ahora mismo y que por ello merece una oportunidad por parte de todos. No puedo esperar a seguir con la historia en Doble Zero, que lo acabo de empezar.

Por todo esto le doy 4,5 estrellas sobre 5.
Dónde leí el libro: Hice un cambio de escenario durante esta semana y en lugar de leer este libro en el sofá de mi salón lo leí en Madrid, en mis viajes en metro y cercanías y autobús.

La cita que he elegido: Es algo así como el «lema» de Zero y creo que no podría ser más acertado.

Y esto es todo por hoy. ¿Qué opináis vosotros de Zero? ¿Le daríais una oportunidad? ¡Contadme!

¡Nos leemos pronto!

viernes, 10 de junio de 2016

IMM #3: Especial BLC 2016

¡Hola a todos!

Por fin os vuelvo a traer un IMM, y esta vez uno muy especial, es el IMM especial Blogger Lit Con 2016 con los libros y todas las cositas que nos dieron/conseguimos/compramos en la BLC. Si más dilación, aquí os dejo la foto de familia.
La dejo en tamaño extra grande para que se vea todo bien. Como veis, libros no me traje muchos, por mí me habría comprado la feria entera pero vivo en Málaga y he venido a Madrid con una maleta muy pequeñita para diez días, entonces mis capacidades de espacio son muy limitadas.

En primer lugar os muestro todo lo que nos dieron por asistir a la BLC: Una bolsa de tela de Latidos (perfecta para ir guardándolo todo), un abanico con el logo de la BLC y algunas novedades de la editorial Plataforma Neo (bendito abanico con el calorazo que hizo durante todo el día), un marcapáginas de la BLC 2016, el programa de la BLC con todo lo que íbamos a hacer el sábado y una tarjeta con el decálogo de la BLC. También se puede ver en la foto mi cartelito de identificación, con el banner de mi blog, y dos chapas: la primera, en la que pone «Yo fui a la Blogger Lit Con 2016» que costaba un euro y servía para llevarnos un recuerdo (otro más) y para entrar en el sorteo de cinco lotes de cinco libros cada uno (que al final creo que fueron siete lotes porque aún quedaban libros que se podía sortear) y la segunda chapa, en la que se puede leer «Si me enfadas, te spoileo» que es una de las reglas del lector y está diseñada por Bella. También costaban un euro.

Otros de los recuerdos que me traje a casa son estos marcapáginas de distintos blogueros que los llevaban con ellos y los repartieron a lo largo de la jornada, una idea que me pareció estupenda y que lo mismo pongo en práctica el año que viene si vuelvo a la BLC (ojalá). Los blogs son Nadando entre palabras, La biblioteca de Eallair, Gonnhe, Laberinto de libros, La puerta de los libros infinitos, Biblioteca de Ro, Soñadores de libros y Entre libros y fotos. Yo ya los sigo a todos (menos al último, porque para eso hay que tener una invitación y no me deja), así que os animo que hagáis lo mismo. Alguno de ellos, como el de Biblioteca de Ro, ya lo seguía desde hace algún tiempo así que me encanta tener el marcapáginas del blog (que además está muy chulo). Sin duda, una idea que, como ya he dicho, repetiré yo el año próximo si puedo volver a ir.

Por supuesto, no podían faltar viniendo de una feria del libro (y no de una cualquiera, de una tan grande como la de Madrid) un montón de marcapáginas promocionales de libros. A mí me encantan los marcapáginas, no puedo negarlo ni evitarlo (y los voy a tener que esconder bien para que mi madre no los vea y me los tire), así que tener tantos me hace muy muy feliz. Algunos son de libros que ya conocía, como Nosotros después de las doce (que me hace muy feliz tener porque es un libro que tengo muchísimas ganas de leer y la portada y el marcapáginas me parecen preciosísimos), Yo, Simon, Homo Sapiens que también me apetece mucho leer, o Londres después de ti que también lo espero con muchas ganas. También me han dado muchos de libros que no conocía pero que me han despertado la curiosidad y las ganas de leerlos, como Latidos (y, por consiguiente, Pulsaciones), Historia del futuro según Glory O'Brien o 33 razones para volver a verte. Todos los añado a mis lista de lecturas pendientes y con muchas ganas.

Y por último y por ello más importante, aquí están los libros que me llevo a casa de la BLC 2016 (y un pequeño intruso).


En primer lugar os muestro All the Bright Places, de Jennifer Niven, que es un libro que me recomendó encarecidamente mi antigua compañera de mi piso y me insistió mucho en que debía leerlo, así que cuando lo vi allí pensé «esta es mi oportunidad» y me lo compré sin darle muchas vueltas. Ahora espero con muchas ganas el momento de poder leerlo y comentarlo con ella.
Este segundo libro fue el único que conseguí ganar en la BLC, gracias al esfuerzo y las ganas de mi maravilloso equipo de gymkhanas (al que os presentaré en la entrada que publique con mi experiencia el pasado sábado). Se llama Doble Zero, de Morgan Dark, y es la segunda parte de Zero. Hasta hoy no había salido a la venta en España, así que lo hemos tenido en nuestras manos antes que nadie y eso me hace mucha ilusión. Me estoy leyendo ahora mismo la primera parte, Zero, para poder comenzar con Doble Zero cuanto antes y por ahora me está encantando. Os mantendré informados. Además, Doble Zero está dedicado por su autora. 

El siguiente libro me hace muchísima ilusión tenerlo por fin, y es Nosotros después de las doce de Laia Soler, que es una autora que me encanta, una de mis favoritas de hecho, y no sabía si comprármelo o no, pero hubo un encuentro con ella y me fui más que convencida (aunque podía haberme decidido antes, porque así me lo hubiera llevado firmado, pero bueno, ahora veréis por qué este detalle no me afecta tanto). Me muero de ganas por leerlo.
La razón de que no me moleste mucho que este libro se haya vuelto sin firmar es que traía otro libro de casa, que me regalaron hace un par de años por mi cumpleaños con la esperanza de que me lo firmara Laia, y no es otro que el de Los días que nos separan, que es uno de mis libros favoritos de la historia de los libros y que adoro. Así que tras el encuentro con Laia me acerqué y le pedí que me lo firmara y ella que es majísima pues así lo hizo, y este es el resultado. 

También quería incluir en este IMM otro libro que tenía intención de traerme a Madrid para que me lo firmaran sus autoras pero que, por desgracia, tuve que dejar atrás porque ya no me cabía nada más en la maleta. Es el libro Sueños de piedra, que ya incluí en mi primer IMM. Por suerte para mí, Iria y Selene son un encanto y cuando les conté que había tenido que dejar el libro en casa me firmaron en una libreta, así que en cuanto vuelva meteré la dedicatoria en el libro. También nos regalaron estos marcapáginas con forma de corona tan monísimos.

Por último, incluyo en este IMM un nuevo libro que ronda por mi casa que no tiene nada que ver con la BLC ni con la Feria del Libro, pero ya que estoy lo incluyo. Es la nueva adquisición de mi hermana, y no es otro que Lady Midnight, de Cassandra Clare. Tengo muchas ganas de leer este libro porque por la sinopsis parece muy interesante, pero el problema que tengo es que de Cazadores de Sombras solo he leído hasta Ciudad de Cristal y no me apetece mucho seguir con ellos porque, aunque adoro a Magnus y a Alec por encima de mis posibilidades, no me mato por los demás personajes y se me hacen un poco pesados. Por supuesto también leí la trilogía de los orígenes pero esa es maravillosa y espero con muchas ganas el momento de leerla.

Bueno, y vosotros, ¿qué me decís? ¿Algún libro que os interese? Y con respecto a Lady Midnight, ¿creéis que puedo leerlo sin haber leído antes los 4, 5 y 6 de Cazadores? ¿O debo echarle paciencia y leerlos? ¿Merecen la pena? Tengo muchas ganas de escuchar todas vuestras opiniones.

¡Nos leemos pronto!

miércoles, 8 de junio de 2016

Reseña: A todos los chicos de los que me enamoré

DATOS DEL LIBRO

Título: A todos los chicos de los que me enamoré
Título original: To All the Boys I’ve Loved Before
Autora: Jenny Han
Año: 2014
Editorial: Destino
Traducción: Marta Becerril

Sinopsis: Lara Jean guarda sus cartas de amor en una caja. No son cartas que le hayan enviado, las ha escrito ella, una por cada chico de los que se ha enamorado. En ellas se muestra tal cual es, porque sabe que nadie las leerá. Hasta que un día alguien las envía por equivocación y la vida amorosa de Lara Jean pasa de «imaginaria » a estar totalmente fuera de control.

«[…] Asusta cuando es de verdad. Cuando no se trata solamente de pensar en la persona, sino de tener a una persona de verdad delante con expectativas.»

Este libro parte de una premisa muy sencillita: una chica escribe cartas a los chicos que le han gustado cuando quiere olvidarlos y pasar página, un poco como una carta de amor/despedida, y luego las deja en su sombrerera y sigue con su vida. Hasta ahí todo normal. Un día alguien envía sus cartas y básicamente se lía. No por nada, sino porque de las cinco cartas que escribió en su momento, una es para el novio de su hermana y otra es para el chico más popular del colegio, que acaba de romper con la chica más popular del colegio que, casualmente, era mejor amiga de la protagonista en su día. Hasta aquí todo muy cliché, también. Luego comienza la trama en la que ella se echa un novio de pega para que el novio de su hermana no piense que sigue enamoradísima de él. Típico, predecible. Pero no por ello menos disfrutable.

En mi opinión este es un libro con una trama bastante sencilla y con unos personajes que, en cierto modo, son bastante típicos, pero esto no quiere decir que por ello sea malo, al contrario, es una fórmula que siempre ha funcionado medianamente bien y sigue haciéndolo. Algunas de las cosas que más destacan para mí de esta novela son, en primer lugar, que se lee muy muy rápido, porque los capítulos tienden a ser cortos y muy continuados en el tiempo. También me ha gustado mucho la trama en sí porque, aunque no es una historia totalmente nueva y alucinante, es bastante entretenida y bonita y me ha hecho pasar unos ratos muy buenos (o más bien un rato muy bueno, porque me leí la novela casi del tirón). 

Párrafo aparte como en muchas de las reseñas les dedico a los personajes, porque yo soy muy de novela de personajes y aunque los que hay en este libro ya suenan a algo que hayamos leído antes, a mí me han encantado igual. Me gusta muchísimo la protagonista, Lara Jean, porque es muy optimista, muy inocente, muy enamoradiza y no sé, me recuerda un poco a mí en mis principios de adolescencia (aunque ella sea un poquito más mayor) así que no he podido evitar cogerle mucho cariño. También me gusta mucho Peter porque, a pesar de que a veces es más chulo que un ocho, creo que es muy buena persona y no sé, tiene carisma y eso siempre tira mucho. También tiene mención obligada Kitty, la hermana pequeña de Lara Jean, que es una niña muy inteligente y muy ocurrente, mucho para los nueve años que tiene. 

Creo que, en principio, no tengo nada más que decir de este libro, salvo que a todos aquellos a los que les guste la literatura juvenil romántica deberían darle una oportunidad a este libro porque es muy adorable y bastante entretenido y es una forma de asegurarse un buen rato.

Por todo esto le voy a dar 4 estrellas de 5.


Dónde leí este libro: En el sofá de mi casa en un lapso de tiempo de 24 horas. Interesante, no, como mi vida en ese instante.

La cita que he elegido: Me gusta porque es una verdad como un templo, y si no que baje Dios y lo vea.

Bueno amigos, esto es todo por hoy, me despido de vosotros no sin antes decir que muy prontito os traeré una entrada con mi experiencia en la Blogger Lit Con 2016, a la que me hizo muchísima ilusión asistir. Me muero de ganas por compartir ese día (aunque solo sea a través de palabras) con todos vosotros.

¡Hasta pronto!

martes, 31 de mayo de 2016

Reseña: Mejor Manolo

DATOS DEL LIBRO

Título: Mejor Manolo
Autor: Elvira Lindo
Año: 2012
Editorial: Seix Barral

Sinopsis: El célebre Manolito Gafotas regresa con un nuevo episodio de la serie galardonada con el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil. El mundo ha cambiado en estos diez años, Manolito ha crecido. Por sus páginas desfilan todos los personajes que han dado color a la colección: su madre Cata, su padre Manolo, el abuelo Nicolás, su hermano menor, conocido como «el Imbécil» y destronado por la nueva hermanita, «la Chirli», la sita Asunción, el Orejones, el chulito Yihad… La inimitable mirada de Manolito Gafotas ilumina nuestra realidad (la del mundo mundial) con la agudeza y la frescura de siempre.

«La queríamos llevar a un programa de niños prodigio, pero solo existe uno en Canal Sur y tienes que tener el carnet de andaluz para participar.»

El otro día estaba un poco perdida con mis lecturas, perdida del tipo «tengo tantísimas cosas que leer que no sé por dónde empezar», y cuando vi este libro, que no era muy largo y que sabía que me iba a hacer pasar un buen rato pues dije «esta es la mía». Y es que a mí cuando era pequeña me encantaban los libros de Manolito Gafotas y me reí lo que no está en los escritos, así que este libro fue una decisión automática porque me hacía falta algo ligero y muy gracioso.

En este libro Manolito nos cuenta que la escritora de sus libros se fue a Nueva York y por eso ha estado varios años sin publicar nada sobre él (y su madre, que como él dice en la CIA se la rifarían, averigua donde está y le manda postales cada dos por tres porque no le gusta que se fuera sin despedirse), pero volvió y ahora quiere contarle cómo es la vida para ellos desde que nació la Chirli, su hermanita, y cómo siguen todos en el barrio. Este resumen es muy muy general, pero si habéis leído algún libro de Manolito sabéis como son, y si no pues os lo digo yo, cuenta muchísimas historias y anécdotas diferentes y es imposible dar un resumen más detallado porque no hay una sola conclusión a una sola trama. Esto es algo que a mí me gusta mucho, porque más que leer un libro parece que estás teniendo una conversación con el propio Manolito, porque aunque por supuesto está dividido en capítulos como cualquier otro libro, cuando uno se lee cada capítulo puede ver que está un poco escrito como si fuera una sucesión de pensamientos (esto ha sonado raro), es decir, como cuando hablamos con alguien y algo que decimos nos recuerda a otra cosa y entonces nos interrumpimos a nosotros mismos con otra historia y luego volvemos a lo que estábamos contando. Puede sonar a lío, pero la verdad es que hace que todo quede aún más natural. Y digo aún más porque este libro está escrito como si Manolito le hubiera contado todas sus historias a la escritora y ella las hubiera plasmado en papel, pero conservan su forma de hablar con sus laísmos y sus errores (como cuando hablan de «Chirli» Temple o de Ferrán «Adrián»), entonces es muy muy auténtico.

Los personajes son tan graciosos como han sido siempre. Mención especial quiero hacerle al Imbécil, porque me parece una estrella desde su primera aparición hasta la última y siempre me hace muchísima gracia todo lo que tiene que ver con él. Las veces que han hablado del Orejones también me he reído mucho, y con el padrino Bernabé, el refranero andante, y en definitiva con todos. 

En definitiva, no hay mucho más qué decir sobre este libro, solo que es muy gracioso porque se dan muchas situaciones y muchas referencias muy españolas que la mayoría conocemos, y que para pasar un buen rato es muy recomendable. También es recomendable haber leído los libros anteriores antes que este, aunque no estrictamente necesario. Estos libros, aunque están catalogados como literatura infantil y juvenil, yo creo que pueden agradar a cualquier lector.

Por todo esto, por las risas y por el ratito de vuelta a la infancia, yo le voy a dar 5 estrellas.


Dónde lo leí: En mi sofá en menos de 24 horas. Récord. Eso es lo entretenida que estoy.

La cita que he elegido: Yo, andaluza, no podía dejar pasar una cita sobre los niños de Juan Y Medio, que son todo un ente de la comunidad y de entre los que han salido celebridades de la talla de Abraham Mateo. Si es que los andaluces vamos un paso por delante (es broma, no me peguéis por favor).

Os leo, me leéis, nos leemos.

¡Hasta pronto!

miércoles, 25 de mayo de 2016

Reseña: Al final de la calle 118

DATOS DEL LIBRO

Título: Al final de la calle 118
Autor: Clara Cortés
Año: 2015
Editorial: Plataforma Neo

Sinopsis: Vivir al final de la calle 118 no es fácil. La madre de Valeria y Raven las abandonó hace años sin dar explicaciones y ambas han tenido que aprender a ganarse la vida. Mientras Valeria tiene un insignificante trabajo como modelo, su hermana patea la ciudad en busca de hombres a los que seducir para pagar el alquiler a cambio de sus servicios. Valeria pensaba que todo seguiría así para siempre… hasta que descubre la música de aquel chico al final de la calle, junto a su casa, y sus miradas se cruzan. Desde ese momento, una serie de curiosas coincidencias llevará a los personajes de esta novela a cambiar sus vidas como nunca se hubieran imaginado.

«Pienso: “C’est la vie, Valeria”. Así es la vida, dura y cruel. Sin respiros. ¿Cómo pude pensar que sí?»

Antes de empezar, quiero pedir disculpas (otra vez) por esta ausencia tan larguísima, pero la verdad es que este curso ha sido una locura (en su mayoría en el buen sentido). Pero bueno, por suerte o por desgracia ya estoy en casa, intentando recuperar una rutina que ya no me pertenece y después de un periodo de adaptación relativamente largo que todavía no ha acabado, por fin he vuelto a recuperar las ganas (y lo más importante, el tiempo, porque de eso estaba escasita escasita) para leer y reseñar y compartir con vosotros mis opiniones. Además, este año asistiré con mi amiga Lorena, de Mi estante literario, a la Blogger Lit Con 2016, así que estoy muy emocionada. ¿Alguno de vosotros va?

Y ahora comenzaré con la reseña. Una de las cosas que se pueden pensar cuando se lee la sinopsis de esta historia es que estamos a punto de leer un dramón, porque, sorpresa sorpresa, LO ES. Esto en principio fue algo que me echó un poco para atrás, porque aunque también dice que los personajes comienzan a cambiar sus vidas y eso me sonaba mucho a todas las desgracias que puedas imaginar juntas. Pero al mismo tiempo esta novela fue ganadora del Premio Literario de la Caixa, y eso me llamaba mucho la atención porque la otra novela ganadora de este premio que leí me gustó tantísimo que quería darle una oportunidad. Y además, fue un regalo, así que a caballo regalado no le mires el diente y todo eso. Pero bueno, aunque es un poco drama, tiene también un poquito de todo, así que compensa. Más o menos.

Lo primero que quiero decir sobre este libro es que se lee asombrosamente rápido. Hasta anoche solo había leído unas cuantas páginas por falta de tiempo pero entonces me puse y en menos de 24 horas (en las que no solo he estado leyendo, lo juro) ya lo tenía listo. Eso es algo que a mí me gusta mucho porque todos decimos eso tan bonito de «es que me gusta tanto el libro que no quiero que se acabe» muchas veces pero a mí cuando los libros se eternizan o son muy lentos es que me desanimo muchísimo. También creo que la historia está muy bien contada, alterna muy bien historias sobre el pasado de la protagonista con el presente de forma que hay un poco de todo a la vez y no mucho de uno y después mucho de otro que pueda resultarle aburrido al lector. 

Con respecto a los personajes, creo que no están nada mal. Ninguno pasará para mí como algunos de mis personajes favoritos de la historia pero en general sí que los respeto bastante y en base a alguna de las cosas que hacen los admiro (o los juzgo en secreto, pero como en la mayoría de los caso enmiendan sus errores o lo intentan pues eso deriva a la admiración, etc.). Además, dramas aparte, son personajes muy normales (en el mejor sentido de la palabra) y eso está muy bien. Porque creo que ya lo he dicho alguna vez y lo repito, no todas las personas son la clase de heroínas y héroes que se describen en los libros y muchas veces es difícil sentirse identificado, y yo no es que me haya sentido identificada en especial con ninguno de estos personajes, pero sí con formas de pensar o detalles que tienen que son de persona humana normal que vive una vida normal, y eso, aunque no sea una vía de escape de la realidad, muchas veces resulta hasta refrescante porque llega un punto en que tanto héroe y tanta heroína son ya todos casi iguales. 

También me ha gustado (aunque esto es un poco oscuro) que entre los valores positivos que transmite, se cuela también un mensaje muy claro: la vida es muy cruel. Y no podemos hacer nada por cambiarlo. Podemos intentar aprovecharla al máximo o vivirla como queramos pero no podemos controlar lo que nos va a pasar. Y por eso, muchas veces, es muy cruel y nos fastidia los planes y nos lo tira todo por tierra, y esto es así. Y en muchas ocasiones es muy fácil que una novela tenga un final lleno de arco iris y unicornios pero la vida, la mayoría de las veces, no es así, y esta historia lo demuestra. 

En definitiva, este es un libro que está bien, que se lee rápido, en el que le coges cierto cariño a los personajes y que, al fin y al cabo, a mí me ha afectado hasta tal punto que se me ha hecho un nudo tan grande en la garganta que me dolía horrores. Pero hay tantas cosas en la vida que provocan esa sensación que no es más que un reflejo de la misma pero en unas cuantas páginas y un puñado de palabras. 

Por todo esto creo que le voy a dar a este libro una puntuación de 3,75 sobre 5.


Dónde leí este libro: En mi casa en plena crisis existencial. Nada interesante sobre ello. Es una pena.

La cita que he elegido: Me gusta porque es muy cierta, como ya he explicado a lo largo de la reseña. Y porque hay francés y ahora mismo estoy obsesionada con todo lo francés.

Y eso es todo por ahora, amigos. Volveréis a leerme muy pronto (si es que aún alguien me lee, qué pena, no volveré a abandonarte así, blog mío).

¡Hasta pronto!